EL COMBUSTIBLE DEL FUTURO

El gas natural comprimido (GNC) ha venido para quedarse. Las previsiones auguran que su uso en vehículos crecerá rápidamente en los próximos años, en buena medida para alcanzar los objetivos de emisiones fijados por la Unión Europea. En este sentido, Andrew Shepherd, experto de GNC en SEAT, explica que los coches que funcionan con gas natural comprimido “ofrecen emisiones muy bajas de CO2 y óxidos de nitrógeno, comparado con otros combustibles más convencionales”.
Las ventajas para el medio ambiente no son las únicas. También los bolsillos van a beneficiarse de la implantación de esta nueva tecnología gracias “a sus reducidos consumos”, según el mismo Shepherd. Un ejemplo: recorrer los 600 kilómetros que separan Barcelona y Madrid cuesta apenas 20 euros. Y es que los vehículos que utilizan GNC tienen entre un 30% y un 50% de coste menor que un diesel, y un 50%-60% menos que un gasolina.

Publicado en: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies