El Cupra R probado por el experto piloto Jordi Gené: “Para mí es un coche único, tanto en la conducción como en su diseño”

El Seat León Cupra R ruge como nunca. Nada menos que 310 caballos empujan el modelo de serie más potente de la marca. Su dinamismo, agilidad, prestaciones y seguridad son excepcionales. Así lo destaca el piloto Jordi Gené mientras conduce una de las 799 unidades que conforman la serie limitada del deportivo.

De éstas, solo 40 se comercializan en España por un precio de 44.585 euros para las versiones equipadas con un cambio manual de seis relaciones (310 CV) y 46.375 euros para las automáticas con transmisión DSG también de seis marchas (300 CV). Existen veinte ejemplares de cada disponibles en nuestro mercado; en otros países, la proporción cambia.

El Cupra R probado por el experto piloto catalán corresponde a la variante manual. Gené ha tenido la oportunidad de transmitir sus sensaciones al volante mientras circulaba por una carretera de curvas cerrada al tráfico (podéis descubrirlas en el vídeo adjunto más adelante). Nada mejor que un trazado revirado para exprimir las capacidades de un vehículo de esta raza.

De hecho, uno de los aspectos que destaca del modelo es la facilidad que tiene para entrar en las curvas y, una vez dentro, “la capacidad de mantener la trayectoria”. “Es gracias al diferencial autoblocante VAQ, que permite transmitir a una sola rueda el 100% del par disponible. Además, evita que la dirección rebote al acelerar para salir de la curvas cerradas”, explica el también embajador de la marca de Martorell.

Este potente León equipa el sistema Seat Drive Profile, con cinco modosdistintos (Comfort, Sport, Eco, Individual y Cupra), para adaptarse a las preferencias del conductor en cada situación. Antes de arrancar, Gené seleccionó la opción más radical, Cupra, que aumenta y mejora la experiencia de conducción: “tienes una reacción del motor más rápida, pasa de 800 revoluciones por minuto a 1.000 y le da mayor dureza a la dirección”.

Pisando a fondo el pedal de aceleración desde parado, el coche es capaz de alcanzar los 100 km/h en 5,7 segundos. En marcha, ofrece un elevado nivel de seguridad y un buen comportamiento dinámico. La utilización defibra de carbono en el algunas partes del vehículo (splitter delantero, spoiler trasero del techo, faldones laterales y difusor posterior ) ha contribuido a mejorar la carga aerodinámica en un 12,5%.

“Para mí es un coche único, tanto en la conducción como en su diseño”, asegura Jordi Gené. El León Cupra R monta llantas exclusivas de 19 pulgadas, detalles personalizados en color cobre (retrovisores, volante, espejos y parrilla frontal), amén de otros elementos que lo distinguen del resto de la gama.

Su dotación de serie incluye el Safety Pack (recordatorio de cinturones abrochados en las plazas traseras y detector de fatiga), control de velocidad de crucero adaptativo con radar de proximidad, cámara de visión trasera, sistema de navegación Navi System Plus con cartografía y una avanzadas tecnologías de conectividad.

Publicado en: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies